Costura

Cómo hacer un borde a crochet: guía paso a paso

¿Quieres aprender a hacer un borde a crochet? ¡Mira esta guía paso a paso! El crochet es una técnica muy versátil que te permite crear todo tipo de proyectos, desde ropa hasta decoración para el hogar.

Foto de un borde a crochet hecho a mano
Un borde a crochet puede añadir un toque final elegante a cualquier proyecto de crochet

Un borde a crochet es una excelente forma de añadir un toque final a cualquier proyecto de crochet, ya sea una manta, una toalla de baño o incluso una camisa. Aprende a hacer un borde a crochet siguiendo estos sencillos pasos.

Cómo hacer el borde de ganchillo perfecto: Guía paso a paso

Lo que necesitas

Al crear un borde, es importante que utilices el hilo y el tamaño de gancho adecuados. Debes seleccionar un tamaño de gancho que sea una o dos tallas más pequeño que la recomendación del ovillo.

De este modo, los puntos quedarán más apretados y el borde será más limpio. También debes utilizar un tipo de hilo adecuado para el borde, dependiendo de tu proyecto.

Por ejemplo, si estás confeccionando una manta, debes utilizar un tipo de hilo adecuado para mantas. Así te asegurarás de que la cenefa sea resistente y duradera.

También puede utilizar un tipo de hilo que combine con el resto de su proyecto, lo que significa que la cenefa parecerá más natural e integrada en el diseño general.

Foto de un borde a crochet hecho a mano
Un borde a crochet puede añadir un toque final elegante a cualquier proyecto de crochet

Antes de empezar a crear la cenefa, es importante asegurarse de que la labor esté limpia y sin nudos ni enredos. Si la labor está desordenada, será mucho más difícil trabajar con ella y no tendrá el aspecto limpio y uniforme que debería.

Para evitarlo, es una buena idea mantener la zona de trabajo ordenada y organizada, de modo que siempre sepas dónde está cada cosa.

También puedes invertir en algunos artículos domésticos, como un soporte para agujas de ganchillo, cintas para ovillos o incluso un cuenco para mantener el hilo ordenado y organizado mientras trabajas.

Puntos básicos para los bordes

Hay muchas puntadas y variedades de bordes, así que es importante decidir qué puntada quieres utilizar antes de empezar.

Debes asegurarte de que la puntada esté lo suficientemente apretada para crear un borde fuerte y limpio, pero lo suficientemente suelta para que no resulte demasiado abultada.

También es importante seleccionar una puntada que encaje con el resto del proyecto, ya sea una manta, una bufanda o un gorro. Un borde con una puntada diferente a la del resto del proyecto parecerá desordenado y fuera de lugar, por lo que es mejor utilizar una puntada que se integre.

Algunas puntadas, como la puntada de semilla, se mezclan de forma natural con otras puntadas, ya que están diseñadas para tener un aspecto similar a otras.

Foto de un borde a crochet hecho a mano
Un borde a crochet puede añadir un toque final elegante a cualquier proyecto de crochet

Otras puntadas, como la puntada de concha, están diseñadas para ser más decorativas y destacarán del resto del proyecto. Una vez que hayas elegido la puntada, puedes empezar a crear el borde.

Creación de una esquina afilada

Cuando llegues al final del borde, tendrás que crear una esquina nítida para que tu labor quede plana. Puedes crear dos tipos diferentes de esquinas con tu borde, dependiendo de la puntada.

Esquina con una puntada inclinada – Esta esquina se crea cuando tienes una puntada que tiene más de una protuberancia, como la puntada sc.

Crearás esta esquina trabajando dos puntadas en una sola puntada. Esto creará una puntada inclinada en la esquina. Esquina con una puntada recta

– Esta esquina se crea cuando tienes una puntada que solamente tiene una protuberancia, como la puntada dc. Crearás esta esquina trabajando tres puntos en dos puntos.

Esto creará un punto recto en la esquina. Cuando trabajes estos puntos, es importante que mantengas una tensión constante. Si tienes demasiada o muy poca tensión en tu labor, puedes crear una esquina desequilibrada o desigual.

Añade un acabado decorativo

Foto de un borde a crochet hecho a mano
Un borde a crochet puede añadir un toque final elegante a cualquier proyecto de crochet

Una vez creado el borde, puedes decidir qué quieres hacer con él. Puedes optar por trabajar simplemente el borde, lo que significa que no darás la vuelta a la labor después de terminar la última puntada.

También puedes trabajar el borde en ambos sentidos, es decir, girar la labor después de cada vuelta. Puede optar por trabajar el borde en ambos sentidos si tiene un punto más decorativo.

De este modo, la cenefa se integrará mejor en la labor y tendrá un aspecto más elegante y moderno. Si quieres que el borde sea un elemento decorativo, puedes utilizar muchas puntadas diferentes.

Puedes utilizar un punto más moderno y acorde con las tendencias actuales del ganchillo, como el punto de galón.

O puedes utilizar un punto más clásico, como el punto concha, que encajará en una gran variedad de estilos y diseños. La puntada que utilices depende totalmente de ti y de la que creas que realzará mejor tu labor y tendrá el mejor aspecto.

Conclusión

Crear un borde para cualquier proyecto puede ser una forma estupenda de añadir un toque especial a tu trabajo.

Hay muchas puntadas diferentes que puedes utilizar para los bordes, así que puedes ser tan creativo como quieras y utilizar la puntada que mejor se adapte a tu proyecto.

Una vez creada la cenefa, es importante guardarla correctamente para mantenerla limpia y evitar que se deshilache. A continuación, podrás utilizar tu cenefa para dar un toque único y especial a cualquier proyecto.

AUTOR DEL VIDEO: Puntillas y Bordados con Kelly

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Parece que estás usando un bloqueador de publicidad. Nuestra página depende de los ingresos por publicidad para ofrecerle contenido gratuito. Desactive su bloqueador de anuncios y vuelva a cargar la página para disfrutar de la mejor experiencia.